CASTLE Y EL STORYTELLING

El chaleco antibalas de un escritor
El chaleco antibalas de un escritor

Es muy posible que conozcáis la serie “Castle”. Comenzó a emitirse en el año 2009 y ya va por su octava temporada.

Par los que no la conocen, un pequeño resumen: Richard Castle es un escritor de best-sellers policíacos que ha perdido su inspiración. En un caso difícil, la policía de Nueva York requiere su ayuda ya que el asesino imita los crímenes descritos en sus novelas. Así es como conoce a la detective Kate Beckett. A partir de entonces, Castle decide seguir a la inspectora para “documentarse”. Y entonces comienzan las aventuras.

Castle y Beckett trabajando juntos
Castle y Beckett trabajando juntos

En principio no es más que otro “procedimental” que es como los expertos en series denominan a aquellas producciones que tienen capítulos con historias que empiezan y terminan, con continuidad en su desarrollo pero resolución cerrada. Para entendernos: un capítulo, un caso.

La gracia de esta serie, aparte de factores como el humor y la química entre los protagonistas es la introducción del factor narrativo como elemento fundamental en la resolución de los casos policíacos. De hecho, cuando en algún capítulo Castle no ha intervenido o lo ha hecho de refilón, siempre ha costado un poco más atrapar al asesino.

Necesitamos historias que nos definan como personas. Tenemos que encontrar las motivaciones que nos hacen ser como somos a través de una narración, una relación detallada de las cosas, hechos y personas que nos han llevado hasta aquí.

Las historias convierten casi cualquier situación en una realidad  mucho mejor, más emocionante. Sacan nuestro lado creativo. Puede que nos hagan mirar de otra manera aquello que dábamos por sentado. Establecen conexiones entre hechos y personas. Las historias son nuestra vida.

Contar cuentos ha sido la actividad favorita de la humanidad desde ni se sabe cuándo. Probablemente, uno de nuestros antepasados de alguna manera hiló pensamientos y los convirtió en historias, las historias en mitos y nació la cultura.

En la serie, el novelista Rick Castle utiliza su imaginación y su capacidad de inventiva para dar forma a hechos aislados, entender motivaciones extrañas y resolver rompecabezas. Muchas veces los puros datos no nos dan una imagen exacta de los hechos. Si podemos crear una fábula a partir de esos datos es posible que la mente se abra y se encuentren las soluciones deseadas. Hay capítulo concreto y muy dramático en el que más o menos literalmente se dice “tú tienes los hechos pero él tiene la historia”.

Los cuentos tienen poder. Son los artefactos más completos para la comunicación humana. Por eso, teniendo a un cuentacuentos como Castle, la Comisaría 12 de Nueva York tiene el índice de casos resueltos más alto de la ciudad.

Si sabemos narrar bien, podremos alcanzar casi todo lo que nos propongamos.

Hola, soy Richard Castle
Hola, soy Richard Castle

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s